Hoy en día, uno de los temas de conversación más importantes en todas las sobremesas y en el mundo digital es el feminismo. También es uno de esos temas en los que todos estamos aprendiendo, por lo cual, comencemos con una definición escrita por alguien neutral, la Real Academia de la Lengua Española:

“Feminismo, fr. féminisme, y este del lat. femĭna ‘mujer’ e -isme ‘-ismo’, Movimiento que lucha por la realización efectiva del principio de igualdad de derechos de la mujer y el hombre”

Al hablar de la situación histórica de la mujer, siempre hay que tener en cuenta las situaciones que el género femenino tuvo que superar para alcanzar los mismos derechos que el hombre, para dejar atrás las injusticias, como dejar de ser vista como un ser inferior para unas cosas, pero para otras no. La lucha de las mujeres durante muchos siglos, se resume en la frase de Concepción Arenal, escritora y filósofa española:

“Si la ley civil mira a la mujer como a un ser inferior al hombre moral e intelectualmente, ¿por qué la ley criminal le impone iguales penas cuando delinque?“

La injusticia es el detonador de la mayoría de los problemas que hemos vivido como sociedad y en este caso, con el paso de los años, siglos y mucha gente trabajando en favor de la igualdad, al final llegó poco a poco, y aunque en muchos lugares se sigue luchando por ella, incluso de forma violenta, la regla general es que TODOS tengamos las mismas oportunidades de vivir y ser felices.

Gracias a la lucha feminista, hoy ya ni siquiera se discute el derecho de todos (y no sólo de la mujer) al acceso a educación, a la salud, a independencia económica y sentimental; a votar por sus representantes o convertirse en uno de ellos, el derecho a decidir sobre su cuerpo y su forma de ser, pensar y actuar (ni se diga la forma de vestir). En resumen, libertad, igualdad y respeto entre todos los seres humanos.

Esta lucha se celebra el 8 de marzo desde hace más de 100 años, para conmemorar que marzo siempre ha sido el mes de las movilizaciones a favor de las mujeres trabajadoras desde 1857, y nunca olvidar que el 8 de marzo de 1911 hubo un incendio en la fábrica Triangle Shirtwais de Nueva York, en el cual perdieron la vida más de 140 personas, la mayoría de ellas, mujeres.

La mujer de hace 200 años y la mujer de hoy viven realidades diferentes, mientras que una vivía bajo el yugo de una sociedad implacablemente invasora y represora, la mujer de hoy tiene al mundo a sus pies, el alcance de la mujer de hoy no tiene límites, no hay nada que pueda detener lo que una mujer del siglo XXI puede y quiere hacer. El camino a la igualdad está abierto.

Provident celebra el Día Internacional de la Mujer con la certeza de ser uno de los apoyos para todas las mujeres del mundo, como compañeros incondicionales en el camino a cumplir sus sueños, a solucionar problemas, a alcanzar todas sus metas, porque creemos que, cuando la igualdad y la justicia predominan, a todos nos va mejor.

¡Felicidades a todas las mujeres!