La llegada del encierro provocó que las vidas de todos los mexicanos cambiarán para siempre. También ocasionó que la sociedad empezara a preocuparse más por su salud. Incluso llevó a que varias familias solamente pensaran en productos caseros de limpieza para ahorrar.

Sin embargo, la salud puede ser muy costosa pero en la naturaleza puedes encontrar los mejores remedios al menor costo posible. Te dejamos 4 remedios caseros que llevan ayudando a la gente desde hace mucho tiempo:

1.- Agua de coco para la gastritis. La gastritis es la inflamación del estómago y para aliviar ese malestar nada como el agua de coco con sus ácidos grasos que favorecen el sistema digestivo con un efecto desinflamatorio. Un litro en la mañana y otro en la noche son las dosis adecuadas.

2.- Té de jengibre, cúrcuma y ajo para la gripa. El ajo es un potente antibiótico, el jengibre un gran analgésico y la cúrcuma es un desintoxicante. La combinación de estos tres ingredientes es perfecta para la gripe, ya que la corta mejor que cualquier medicamento sintético Tómalo tres veces al día para que sea efectivo.

3.- Papas en gasa para las hemorroides. Necesitas rallar una papa y colocarla como compresa dentro de una gasa. Luego tienes que aplicarla en la zona donde se encuentren las hemorroides durante algunos minutos, varias veces al día. El almidón de la papa ayudará a aliviar los síntomas.

4.- Miel para una herida infectada. La miel es un antiséptico natural que impide el crecimiento de bacterias gracias a su alta concentración de glúcidos. Poner un poco de miel sobre una herida infectada ayudará a que sane más rápido. También calma el dolor y ayuda a cicatrizar rápidamente.

Los costos de remedios caseros saludables son mínimos y varios de ellos se pueden conseguir en cualquier tiendita de la esquina. Para que tengas más paz mental, la Cobertura Integral de Provident te tiene en buenas manos con un seguro de vida familiar.