Una vez que comienzan las clases, empieza la lluvia de responsabilidades, trabajos, tareas y proyectos. Esta vez te preparamos una guía sencilla para que puedas apoyar a tus pequeños de la mejor manera. 

Dediquemos horas efectivas 

Como en el trabajo, dediquemos unas horas para estar enfocados y sacar las tareas lo más pronto posible. Mientras más distracciones mayor será el tiempo dedicado.  

Primero las más complejas 

Revisemos la lista de las tareas y vámonos sobre la más difícil de resolver, así dejamos las más divertidas al final. 

Paso a paso por proyecto

Cuando se trate de un proyecto más complejo puedes dedicarle unas horas al día para ir avanzando poco a poco y ver buenos resultados al final. 

Evita mezclar tareas 

Normalmente tu pequeño va a tener labores de distintas materias. Trata de resolverlas una por una y no mezclar entre asignaciones para que el conocimiento sea mucho mejor aprovechado. 

Por último, échale un ojo a los resultados, a las calificaciones, siempre habrá algo para mejorar. Atiende los comentarios de los maestros, son de gran importancia, ya que eso ayudará a que tu pequeño pueda mantener buenos resultados durante mes con mes.