Siempre que se inicia la aventura de una mudanza, todo el proceso de renta puede resultar un poco difícil. Sin embargo, aquí te decimos cuáles son los aspectos más importantes antes de rentar cualquier inmueble:

1.- Conocimiento es poder. Investigar un poco sobre la zona donde vas a alquilar la vivienda puede ayudarte a saber si hay supermercados, hospitales o farmacias cerca y qué medios de transporte podrías utilizar. Esto a la larga te ayudará a ahorrar tiempo y dinero.

2.- “Más vale prevenir que lamentar”. Tienes que comprobar el estado de la vivienda y detectar los desperfectos que a veces se pueden pasar por alto, como la humedad en el techo y la pintura de las paredes.

3.- Servicios básicos. Verificar el estado de las instalaciones de luz, gas y agua es vital para que tu estancia sea cómoda. Comprueba grifos y enchufes sobre todo, así como la calidad de los sockets de luz en todo el lugar.

4.- Intentar conocer al casero personalmente. Conocer y llevarte bien con tu casero harán que la convivencia fluya mejor y sea más formal para ambas partes.

5.- Poner atención a la letra chiquita. Revisa el contrato hasta el mínimo detalle dejando clara cada una de las partes. Debes conocer este documento perfectamente para saber si tu renta va a ser fija, fecha de pago y cualquier otro aspecto importante.

Con estas recomendaciones será mucho más sencillo identificar que la vivienda está en buen estado, así como vivir tranquilo mientras rentas. Un Préstamo Personal a tu medida es una gran alternativa para empezar con el pie derecho. ¡Nosotros te apoyamos!