Mamá tiene más de 5 sentidos, puede predecir el futuro y también es la primera que está siempre lista para enfrentar nuevos retos acompañada de su gran familia. Esta vez el reto será el ahorro y ahora lo veremos paso a paso. 

Paso 1, planeación. Lo hemos repetido en otras ocasiones y es una de las prácticas más recomendadas para que el gasto sea eficiente y rendidor. Con una buena lista es suficiente para estar al día. 

Paso 2, priorizar. Pon en una balanza lo que no es necesario gastar, como mamá lo sabrás mejor que nadie. Así notarás que hay cosas de las que no es necesario comprar o pagar. 

Paso 3, reutilizar. Siempre hay ropa u otros artículos que pueden usar tus hijos del más grande al más chico. Antes de tirar cosas, piensa si tiene un uso futuro. 

Paso 4, dirigir a la familia. Es bien importante impulsar a la familia a optimizar el uso de los servicios como luz, gas y agua. Eso se notará en una baja en los recibos mensuales. 

Disfruta tus logros, cada buena acción encaminada al ahorro debe ser compensada con un pequeño premio. Puede ser una buena comida o simplemente un reconocimiento a todos los miembros de tu familia. Lo importante es que se sientan involucrados en el plan de ahorro.