Hoy te contaremos paso a paso cómo podrás realizar un buen plan para cuidar tus gastos. 

Primero, escribe en una hoja los gastos que son 100% necesarios en tu casa. Servicios, mercado, súper y alguna renta. 

Segundo, después de sumar los gastos esenciales, te quedará un restante que puedes utilizar para pagar un adeudo, para el ahorro o hacer un pequeño colchón previo al regreso a clases. Cualquiera que sea el gasto, lo ideal es estar siempre preparados. 

Tercero, evita los gastos hormiga siempre, pueden ser tentadores pero a la larga te van consumiendo tus ahorros y tus ingresos. 

Cuarto, en el súper elige las marcas genéricas, muchas veces tienen la misma calidad y el ahorro es mayor a diferencia de las más comerciales. 

Quinto, ten cuidado con los abonos, muchas veces los planes de pagos pueden ser atractivos pero en realidad estás pagando un porcentaje más elevado de tu producto. 

Sexto, piensa en el ahorro como un ejercicio, a veces cuesta trabajo empezar pero una vez que encuentras tu ritmo, nadie te podrá detener, aunque sea peso a peso, siempre es significativo. 

Antes de finalizar, recuerda: juntos tendremos siempre una solución para que puedas impulsar tu bienestar financiero.