La puntuación crediticia es uno de los factores más importantes que las instituciones financieras consideran al aprobar una solicitud de préstamo. Un buen historial puede abrir la puerta a tasas de interés más bajas y mejores condiciones de financiamiento, mientras que una evaluación baja puede limitar tus opciones y aumentar los costos. A continuación aprenderás algunos consejos prácticos y efectivos para poderlo mejorar antes de solicitar un apoyo económico, asegurándote de estar en la mejor posición posible que necesitas.

Factores que afectan la puntuación crediticia

Para tener un historial saludable, primero debes entender los elementos que la pueden impactar:

  • Tener muchas cuentas con pagos atrasados recientemente.

  • Contar con saldos elevados en tus cuentas en comparación con los montos de tus préstamos.

  • Cuentas en demora o con informes negativos.

  • Un historial crediticio limitado puede dificultar la evaluación de tu solvencia por parte de los prestamistas.

  • No tener cuentas nuevas puede limitar la demostración de tu capacidad para manejar crédito reciente.

Importancia de cada causa

Cada uno de estos factores tiene un peso diferente en tu puntuación crediticia. Los pagos a tiempo y el monto adeudado tienen el mayor impacto, mientras que la duración del historial, el tipo de crédito y las nuevas solicitudes también son importantes, pero en menor medida. Conocer esto te permitirá priorizar tus esfuerzos en las áreas que más afectarán tu puntuación.

Consejos para mejorar la puntuación crediticia

Pagar a tiempo

Resolver tus deudas y facturas en el período marcado es crucial. Incluso un solo pago atrasado puede afectar significativamente tu puntuación crediticia. Considera configurar recordatorios de pagos o automatizar los pagos para evitar olvidos.

Reducir el saldo de las tarjetas de crédito

Un buen objetivo es mantener tu utilización de crédito por debajo del 30% de tu límite total. Si es posible, paga el saldo completo cada mes para evitar intereses y mejorar tu puntuación.

Mantener las cuentas abiertas

A menudo es beneficioso conservar abiertas cuentas antiguas, incluso si no las usas con frecuencia. Cerrarla puede reducir tu límite de crédito total y aumentar su uso, lo que puede afectar negativamente tu historial.

Diversificar el tipo de crédito

Tener una combinación de diferentes tipos de crédito, como tarjetas, préstamos para automóviles y una hipoteca, puede mejorar tu puntuación. Sin embargo, no solicites nuevos innecesariamente solo para diversificar; hazlo de manera estratégica y consciente.

Limitar nuevas solicitudes de crédito

Evita solicitar demasiado en un corto período. Cada solicitud genera una consulta en tu informe crediticio, lo que puede reducir tu puntuación temporalmente. Si planeas solicitar un préstamo importante, como una hipoteca, intenta limitar otras solicitudes en los meses previos.

Corregir errores en el informe crediticio

Revísalo regularmente para detectar y corregir errores, por lo menos una vez al año. Si encuentras errores, disputa la información incorrecta con el área correspondiente.

Establecer un presupuesto y plan de pago

Tener un fondo sólido y una estrategia para pagar tus deudas es esencial. Un presupuesto te ayudará a gestionar tus ingresos y gastos, asegurando que puedas cumplir con tus pagos a tiempo y reducir deudas gradualmente.

Mejorar tu historial crediticio requiere tiempo y esfuerzo, pero los beneficios son significativos. Siguiendo estos consejos, puedes mantenerlo sano y estar en una mejor posición para obtener un préstamo con condiciones favorables. Con una mejor puntuación, estarás en una posición ideal para solicitar un préstamo en instituciones como Provident, que ofrece una variedad de opciones adaptadas a tus necesidades financieras, permitiéndote acceder a mejores tasas de interés y condiciones más favorables.

Consejos para mejorar la puntuación crediticia antes de solicitar un préstamo

¡Alcanza tus metas con Provident!

Solicita tu préstamo en Provident, la manera de hacerlo es muy sencilla y no requieres de un aval. Obtén desde $2,500 hasta $15,000 pesos y solventa aquellas necesidades que requieren tu atención.

Su proceso es muy sencillo, solo te piden:

  • Ser mexicano.
  • Tener entre 18 y 75 años.
  • Tener como mínimo tres meses comprobables viviendo en tu domicilio.

Además, al momento de adquirir tu Préstamo Personal, puedes acceder a los beneficios que te ofrece el Seguro Integral desde tan solo $16 pesitos adicionales a tu pago semanal. Conoce todos los detalles en la página de Provident.

¡Con Provident, la respuesta es SÍ!

*Préstamo sujeto a la aprobación de la solicitud.

Fuentes consultadas:

  1. https://bettermoneyhabits.bankofamerica.com/es/credit/how-to-improve-your-credit-score
  2. https://konfio.mx/tips/negocios/mejorar-historial-pedir-credito/
  3. https://www.mcafee.com/support/?locale=es-ES&articleId=TS103294&page=shell&shell=article-view