El verano puede servirnos como una gran oportunidad para hacer muchas cosas en familia. Mantenernos ocupados y tener diversión al mismo tiempo es una misión que puede resultar muy fácil con estas actividades.

Desde juegos originales hasta manualidades, te proponemos varias actividades recreativas que pueden disfrutar todos los miembros de la familia:

1.- Juegos de mesa. Una opción que puede funcionar es que se entretengan con un juego de mesa. Pueden ser desde dados, cartas, dominó o incluso algún rompecabezas difícil que tenga muchas piezas. Las risas están aseguradas.

2.- Plantar diferentes semillas. Así como les dejan hacer esto a los niños en primaria, en familia podemos crecer plantas con frascos de vidrio y algodón. Es una gran actividad para  los pequeños ya que les enseña una gran lección sobre paciencia y ahorro.

3.- Hacer un buzón familiar. Se puede fabricar con una caja pequeña de cartón/plástico y entre todos lo decorarán a su gusto con pinturas, papeles o diamantina. Luego lo tienen que colocar en un lugar accesible para todos en la familia y se podrán dejar mensajes, cartas o dibujos.

4.- Leer o ver TV en familia. Las opciones pueden ser desde cuentos, historietas o cómics, hasta ver su programa favorito de televisión; incluso puede ser una telenovela.

5.- Crear figuras de origami. Para pasar el rato con la familia lo que se puede hacer es ‘papiroflexia’ u ‘origami’, como se le conoce en Japón. Solamente se necesitan unas hojas de papel (de colores para los niños) y ver unos tutoriales en YouTube o la web sobre armar paso por paso unas figuras de origami.

Con estas actividades les aseguramos muchas tardes de diversión en familia. Solo necesitan creatividad.