Cuando se presentan emergencias de dinero, muchas veces la urgencia no permite revisar a detalle las opciones que hay a tu alcance para tomar la mejor decisión.

Desde obtener una línea de crédito hasta solicitar un préstamo, es importante informarse y conocer qué los hace diferentes y cómo se adecúan a tus necesidades. Nosotros te explicamos la diferencia y te ayudamos a que elijas sabiamente:

¿Qué es un crédito?

Un crédito es cuando el cliente dispone de cierta cantidad de dinero durante un periodo de tiempo previamente establecido. No recibes el dinero al inicio de la operación, sino que es otorgado mediante una cuenta o tarjeta conforme lo vayas necesitando.

Los intereses se cobran únicamente sobre la cantidad que se haya utilizado, adicional a una comisión sobre el saldo no utilizado. Por ejemplo, tú puedes tener un crédito de $40,000 pesos, pero es probable que solo uses $10,000, por lo que sólo pagarías los intereses por los 10,000, no por el total de tu crédito.

Entre sus requisitos para otorgarlo está contar con una buena calificación en Buró de Crédito; empresa privada que actúa como un registro de la actividad de todas aquellas personas que hayan tenido, o tengan créditos bancarios y de financieras no bancarias.

Conoce aquí cómo te afecta el Buró de Crédito.

¿Qué es un préstamo?

A diferencia de un crédito, el préstamo otorga una cantidad fija de dinero al comienzo del trámite entre un prestamista o entidad financiera (quien ofrece el dinero) y el beneficiario (quien recibe el dinero).

A diferencia de una línea de crédito, un préstamo no se puede renovar varias veces al finalizar el plazo. Además, ¿sabías que algunos préstamos a domicilio pueden ser otorgados aunque no se tenga una calificación perfecta en Buró de Crédito?

El acuerdo se basa en que el prestamista liquide ese monto junto con los intereses dentro del rango de tiempo acordado y los tipos de interés suelen ser más bajos que en las líneas de crédito.

En ambos casos es importante determinar qué cantidad se requiere así como los plazos para pagar y que puedas salir del apuro fácilmente, es importante que administres bien el dinero que vas a necesitar y contemplar los pagos y el plazo para poder realizar tus pagos sin presiones.