Involucrarse en el mundo de las finanzas puede ser un poco intimidante, ya que muchas veces los términos que se usan nos son ajenos, lo que hace que mejor le dejemos estos temas a otras personas. La verdad es que muchas veces estos conceptos son más sencillos de lo que creemos. Por si tienes alguna duda o te queda inquietud, te compartimos algunos conceptos para que cualquier persona que decida tomar la rienda de sus finanzas debe conocer:

Devaluación: Reducción del valor de la moneda nacional en relación con las monedas de otros países.

Endoso: Firma estampada en el reverso de un documento por el que se transfiere su propiedad a otra persona.

Franquicia: Derecho otorgado a un comerciante para la distribución y venta de los productos de un fabricante.

Hipoteca: Garantía para asegurar el pago de una deuda, constituida por bienes inmuebles, como por ejemplo un terreno, una casa, etc.

Inflación: El alza constante en el precio de productos y servicios.

Interés: Es el precio pagado por el uso de dinero prestado.

Línea de crédito: Acuerdo de crédito entre una institución financiera, como un banco, y un cliente, por el cual el cliente tiene un monto máximo autorizado durante un período dado de tiempo, que usa y paga según sus necesidades y posibilidades económicas.

Monopolio: Situación en la que existe sólo un productor de un bien o servicio por lo que no existe competencia.

Pagaré: Promesa de pago.

Plusvalía: Aumento del valor de una propiedad debido a la inflación o a un mayor nivel de demanda.

Obviamente hay muchos otros términos sobre este tema, pero estos son algunos de los más utilizados y son un buen punto para empezar. Tal vez algunos ya los conocías, otros solo los habías escuchado, pero creemos que con esto te sentirás con mayor confianza para empezar a “empaparte” de estos temas que son muy interesantes y que afectan tu economía de alguna forma.