La pregunta de muchas familias cuando quieren tomar la decisión de dónde estudiarán sus hijos: ¿escuela pública o de gobierno? En nuestro país se ofrecen distintas opciones para que elijas dependiendo de tus posibilidades económicas o ya sea checando planes de estudio, distancias, etc.
Por eso te compartiremos las diferencias y ventajas de las escuelas privadas y de gobierno:

Escuela privada:

-Educación deseada: Es el primer factor para elegir educación privada, ya que le permite a los padres elegir el tipo de sistema que desean para sus hijos. Muchas veces esto va de la mano de las creencias de las familias, ya que hay escuelas que ofrecen educación alineada a alguna religión.

-Formación en idiomas: Uno de los más grandes beneficios de las escuelas privadas es la educación especializada bilingüe, donde se le dedica más tiempo a aprender el idioma que la gran mayoría de escuelas de gobierno.

-Atención más personalizada: Como hay menos alumnos en las aulas, incrementa la atención para los estudiantes, esto ayuda a que los maestros y directivos tengan una relación más estrecha con los alumnos.

Escuela de gobierno:

Seguridad estatal: El primer gran beneficio de la escuela de gobierno es que está apoyada por el gobierno, de esta manera te sientes más tranquilo de que no se va a cerrar la escuela, ya que si sucede cualquier problema siempre va a estar respaldada.

Multiculturalidad: Los padres saben que en la escuela de gobierno van a encontrar la realidad de la sociedad, van a estar en aulas con compañeros de distintas razas, orientaciones sexuales y pensamientos muy diferentes. Esto les ayudará a ser más tolerantes.

Todos son iguales: Aquí no se fomenta la desigualdad en la educación. Esto ayuda a los estudiantes a valorar a las personas por lo que son y no por lo que tienen.

Así que sea la decisión que tomes Provident te apoya en este regreso a clases para que a tus hijos no les falten nada y siempre tengan las mejores calificaciones y sean los mejores de la clase. Recuerda que con Provident, la respuesta es sí.