Credito a tu favorEl crédito no es bueno o malo por sí mismo, sino dependiendo del uso que se le dé, y la forma en que se pague. Si lo haces de manera puntual y responsable tendrás abiertas las puertas a futuros créditos, de lo contrario podrías cerrarte puertas, pues las instituciones financieras difícilmente darán una segunda oportunidad a quien no les paga. Por ello es importante conocerlo y usar el crédito a tu favor.

Si tienes una tarjeta de crédito procura ser “totalero” y pagar el 100% de las compras que realices con ella; utilízala como medio de pago y aprovecha la ventaja de financiar tus compras hasta por 50 días sin pagar intereses. Sin embargo es muy importante que sólo gastes aquello que puedes pagar; es decir, no compres más de lo que ganas, de lo contrario no podrás pagar el 100% al llegar día de cobro y te enfrentarás al pago de intereses.

No pagar el 100% de tus consumos o, peor aún, pagar el monto mínimo de tu crédito te puede meter en serios problemas ya que sólo estarás cubriendo una parte de los intereses, comisiones e IVA en lugar del capital, mismo que seguirá generando intereses con el paso del tiempo; si te descuidas, una deuda pequeña se puede volver inpagable y tu crédito ser una carga en lugar de una herramienta.

 

Este mismo comportamiento se aplica a todo tipo de créditos, no sólo las tarjetas, también a créditos hipotecarios, de auto y hasta en algunas tiendas.

Conoce todas las ventajas, facilidades y comisiones de cualquier crédito para que puedas planear la manera de utilizarlo y así usar el crédito a tu favor, y no en tu contra.